J.M. Sánchez | 16/03/2020

La anterior pandemia registrada se produjo en 2009 con la gripe aviar. No fue la primera en la historia, pero entonces las redes sociales estaban despuntando en la sociedad. La del Covid-19 es la primera en la que se narran todos los acontecimientos en tiempo real. Entonces, Facebook ya existía (se fundó en 2004). También Twitter (apareció en 2006). Su relevancia todavía era insignificante. En las últimas semanas han sido canales desde donde han coexistido los mensajes racionales y oficiales para combatir el problema sanitario con un torrente de bulos que solo pretenden desinformar a la población.

Terrible que, en plena vorágine del miedo, muchos usuarios le den pábulo a las «fake news». Noticias falsas que se aprovechan de la desesperación y preocupación de los usuarios, que se encuentran con las defensas bajas. Las plataformas de medios sociales también han puesto su granito de arena para ayudar en la crisis del coronavirus de origen chino.

Twitter, conocida red de micromensajes, introdujo recientemente una medida para ayudar a informarse de manera fidedigna a sus más de 330 millones de usuarios registrados en todo el mundo. Para ello, desde el pasado 3 de febrero se añadió un servicio de alerta en las búsquedas que aparece destacado cuando se busca información del coronavirus. Si se introduce en el buscador el término «coronavirus», el sistema recomienda seguir la cuenta oficial de Salud Pública.

 

«Asegúrese de tener la mejor información sobre el coronavirus. Conozco los recursos del Ministerio de Sanidad de España» es el texto que acompaña la recomendación. Este servicio de alertas estás activo en aproximadamente 50 países de todo el mundo, y en cada uno de ellos nos hemos asociado con la agencia nacional de salud pública o la Organización Mundial de la Salud directamente.

«Estamos intensificando nuestros esfuerzos para generar acuerdos, proteger la conversación pública, ayudar a las personas a encontrar información de salud autorizada, recaudar fondos de ayuda y contribuir con apoyo publicitario pro bono para garantizar que las personas reciben el mensaje correcto de fuentes autorizadas», señala en un comunicado remitido a este diario Camino Rojo, directora de políticas públicas de Twitter España.

Facebook también ha empezado a mover los hilos para frenar los bulos del coronavirus, así como ayudar en la información. «Estamos trabajamos con las autoridades sanitarias para coordinar nuestras acciones y mantener a la gente segura e informada», apuntan a ABC fuentes de la multinacional estadounidense. Así, equipos de toda la compañía están trabajando en varias áreas: proporcionar información, apoyo de expertos en salud mental y limitar la información errónea.

La red social, que alberga a más de 2.500 millones de usuarios en todo el mundo, es uno de los canales principales de comunicación. Así, si una persona busca coronavirus en Facebook o utiliza un «hashtag» o etiqueta relacionado con éste en Instagram verá una ventana emergente que le dirigirá a la Organización Mundial de la Salud para obtener la información más reciente. «Estamos trabajando con la autoridades de cada país y organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF para ayudarles a difundir información oportuna y precisa sobre el coronavirus», aseguran las mismas fuentes, al tiempo que insisten en que se están incluso ofreciendo tantos anuncios gratuitos como necesiten para responder ante el coronavirus.

Combatir los bulos

Otra de las grandes preocupaciones de la empresa estadounidense es mitigar el problema alrededor de los bulos sobre el Covid-19. Son muchas las publicaciones que, por ignorancia o de manera deliberada, pretenden propagar consejos sin garantía científica para protegerse o bulos sobre situaciones de emergencia que no se corresponde con el momento actual. En ese sentido, desde Twitter se asegura que un equipo de revisión va a aplicar «tolerancia cero frente a la manipulación» de la plataforma y «cualquier otro intento de abusar del servicio en esta coyuntura crítica».

«Estamos eliminando las publicaciones relativas a afirmaciones y teorías de conspiración que han sido desacreditadas por la OMS u otros expertos en salud y que podrían causar daño a las personas que las creen»
Pese a las dudas iniciales, la empresa ha encontrado evidencias acerca de casos de manipulación coordinada. «Vamos a permanecer vigilantes y haremos inversiones significativas para garantizar de manera proactiva que las tendencias, las búsquedas y otras áreas comunes del servicio estén protegidas de comportamientos maliciosos», añade Rojo. Por su parte, Facebook ha asegurado que va a limitar la información errónea y el contenido perjudicial. «Estamos eliminando las publicaciones relativas a afirmaciones y teorías de conspiración que han sido desacreditadas por la OMS u otros expertos en salud y que podrían causar daño a las personas que las creen», agregan portavoces de la red social a este diario.

Esta medida incluye afirmaciones relacionadas con falsas curas o métodos de prevención, como el uso de lejía para curar el coronavirus, o afirmaciones que desaconsejan el tratamiento o crean confusión sobre los recursos médicos disponibles. «También prohibimos las prácticas abusivas en los anuncios. Prohibiendo aquellos anuncios relacionados con el coronavirus que fomentan una sensación de urgencia o incluso garantizan una cura o prevención absoluta para vender determinados productos», prometen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
Abrir chat
1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by